¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

Cómo gestionar los retrasos en los pagos durante la crisis de la COVID-19

Conoce algunas de las claves para que la gestión de tu empresa sea lo más eficiente posible durante la crisis sanitaria

 

Atravesamos un momento complejo para los negocios y para las empresas, especialmente para las PYMES, que representáis el 99,8% del tejido empresarial. Con las actividades no esenciales paralizadas -debido al estado de alarma causado por el COVID-19- y la economía “al ralentí”, los pequeños empresarios veis retrasarse vuestros pagos y cómo la morosidad comienza a convertirse en una preocupante amenaza.

Según el Informe Europeo de Pagos de Intrum, líder en prevención y gestión de impagos, en el último año, los retrasos en los pagos por problemas financieros han aumentado un 17%, situándose como la principal razón de que los clientes no paguen a tiempo las facturas.

En el informe, 3 de cada 10 pymes españolas afirmaban no tomar ninguna medida para proteger su negocio frente a un declive económico y solo 2 de cada 10 planeaban asegurar los pagos de sus clientes. Obviamente, el presente escenario era totalmente inesperado, pero es más que probable que a partir de ahora, los empresarios os volváis más precavidos y decidáis poner en marcha medidas de prevención. O así debería de ser.

Para apoyaros en estos momentos difíciles, los expertos de Intrum han identificado las cuatro estrategias que las pymes deberíais seguir para gestionar vuestros impagos y afrontar esta excepcional situación:

  • Impulsar la gestión digital de las finanzas: ahora más que nunca, la tecnología juega un papel fundamental a la hora de contactar con los clientes. Muchos de ellos siguen operativos mediante el trabajo en remoto, por lo que están pendientes de sus correos electrónicos y es un buen momento para optar por la factura digital. Enviar el documento por esta vía no solo implica un ahorro de tiempo y coste para vuestra organización, también os permitirá ganar inmediatez y seguridad.
  • Comprobar los plazos de pago de las facturas emitidas: los cobros acordados con los clientes a los que habéis emitido facturas con vencimientos superiores a dos meses son aquellos que, probablemente, entrañan un mayor riesgo ante la previsión actual de ratios de impago. Lo más recomendable es implementar una herramienta de facturación que genere un reporte automático en tiempo real para crear un informe y ordenar las facturas impagadas según su vencimiento, número de días vencidos, cliente e importe.
  • Apostar por la empatía y el carácter negociador: una de las mejores armas para evitar que las deudas se prolonguen en el tiempo es la proactividad. El COVID-19 ha causado problemas de liquidez en numerosas empresas, por lo tanto, podéis ofrecer proactivamente diferentes medios u opciones de pago para cobrar una deuda en varios tramos. Siempre desde la comprensión, la empatía y el carácter negociador.
  • Protegerse: contar con una empresa especialista en gestión de cobros y prevención de impagos para protegerse de las deudas es una opción idónea. Especialmente para vosotros que en estos momentos deseáis centraros en impulsar vuestro negocio con nuevas ideas sin dejar de lado las cuentas. Además de prevenir los impagos, este tipo de compañías disponen de un servicio de gestión completa de deudas que actuará como una especie de departamento interno de la propia compañía y os ayudará a recuperar las cantidades adeudadas sin dañar la relación con vuestros clientes.

Digitalización, control, negociación y prevención, son las claves para gestionar los retrasos en los pagos durante la crisis del COVID-19. ¿Ya has aplicado todos?