¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

¿Qué supondrá el sistema de cotización por ingresos reales?   

El nuevo cambio en el sistema de cotización permitirá a los trabajadores por cuenta propia pasar de abonar la cuota fija actual a elegir vuestra base de cotización, según los ingresos que esperáis genera.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, junto a las asociaciones de autónomos, están negociando un nuevo sistema de cotización por ingresos reales que, previsiblemente, entrará en vigor a lo largo de 2022 y afectará a los autónomos societarios, a los que tributan por estimación tanto directa como objetiva y aquellos que lo hacen por atribución de rentas.

Un cambio que, a grandes rasgos, permitirá a los trabajadores por cuenta propia pasar de abonar la cuota fija actual a elegir vuestra base de cotización, según los ingresos que esperáis generar.  

Para que no haya dudas al respecto sobre este nuevo sistema, el equipo de expertos de Intrum os lo explica:

Será una cotización de 13 tramos con sus correspondientes cuotas, que los trabajadores podréis variar trimestralmente. A final de año, en noviembre, presentaréis los rendimientos reconocidos en vuestras declaraciones tributarias ante la Seguridad Social y ésta los cotejará con las bases de cotización provisionales, comprobando si habéis cotizado por debajo o por encima de lo realmente ingresado.

En función del resultado, la Tesorería General de la Seguridad Social procederá a abonar la devolución o a solicitar el reembolso correspondiente. Es una fórmula muy parecida a la aplicada por la Agencia Tributaria con el IRPF de los trabajadores por cuenta ajena.

El 46% pagará una cuota menor gracias a la cotización por ingresos reales

El Ministerio calcula que con este nuevo sistema se elevará en un 20% la recaudación, pero no se trata tan solo de una cuestión recaudatoria si no, principalmente de un asunto de responsabilidad social. Nuestro actual método de cotización es diferente al aplicado por el resto de los países europeos y no se rige por el principio de solidaridad y justicia contributiva, ya que la cuantía de la contribución aportada no está directamente relacionada con el nivel de ingresos. Hoy en día, no pagan más quienes generan mayores beneficios.

Sin embargo, el nuevo sistema de cotización por ingresos reales beneficiaría prácticamente a la mitad de los autónomos del país, ya que un 46% (1.300.000) registró en 2019 rendimientos inferiores al salario mínimo interprofesional (12.600 euros/anuales). Además, se estima que el resto experimentaría un aumento de las cuotas de un 40%. Pero, a cambio, ese incremento les permitiría recibir una pensión de jubilación más alta.

¿Y vosotros que opináis de la futura cotización por ingresos reales?