¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

Preguntas que debéis haceros antes de entregar la declaración anual del IVA

Es el momento de cerrar las cuentas del año anterior, presentar el último modelo trimestral (303) y el resumen anual del IVA (modelo 390).

El mes de enero es de suma importancia para la contabilidad de las empresas. Es el momento de cerrar las cuentas del año anterior, presentar el último modelo trimestral (303) y el resumen anual del IVA (modelo 390). Toda esta documentación debe entregarse antes del antes del 30 de enero. De lo contrario, podréis ser sancionados con multas y recargos que pueden alcanzar el 100% de la cantidad no abonada.

El primer paso, es comprobar que los tres documentos están correctamente cumplimentados. Para ayudaros a evitar errores, el equipo de Intrum os revela las preguntas que debéis plantearos antes de entregar la liquidación del IVA y su resumen anual:

¿Los datos del modelo 390 corresponden con los presentados en las declaraciones del resto del año?

El resultado debe ser igual a la suma de las partes. Por tanto, debéis aseguraros de que el saldo del modelo 390 responde a la adición de los datos aportados en las declaraciones mensuales o trimestrales. Si no coinciden, tenéis todas las papeletas para que Hacienda ponga en marcha una inspección.

¿Se han contabilizado todas las facturas emitidas?

Las facturas se declaran siempre en el mismo trimestre en el que se expiden. Comprobad, uno por uno, albaranes o pedidos para descartar que haya algún documento sin facturar. No olvidéis que deben contabilizarse todas las facturas emitidas, y eso también incluye las que todavía no han sido abonadas.

Muchos de vosotros tenéis dudas y os preguntáis si sería posible retrasar la presentación de estas facturas hasta que os sean pagadas. Sin embargo, la Agencia Tributaria es inflexible en este sentido. Para minimizar este problema, es recomendable contar con los servicios de una empresa especializada que os ayude a recuperar las facturas impagadas en el menor tiempo posible y con el mínimo impacto sobre la relación con vuestros clientes.

¿Habéis contabilizado todas las facturas de los proveedores?

Si aparecen albaranes sueltos sin sus correspondientes facturas, es probable que estas no se recibieran en su momento y que no hayan sido contabilizadas. Ahora, todavía estáis a tiempo de reclamarlas e incluirlas en la contabilidad.

¿Habéis duplicado alguna de las facturas de los proveedores?

La duplicación de las facturas es el pan nuestro de cada día. Para evitarla es aconsejable utilizar un programa que las descubra y avise de su existencia. La alternativa es comprobar los saldos y mayores de las cuentas de forma manual.

Organizaros y tomaros vuestro tiempo para revisar concienzudamente estos documentos antes de presentarlos, os ahorraréis muchos disgustos.