¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

Los sectores de Servicios y Transportes y Logística los que más sufren los retrasos en los pagos

En circunstancias normales la morosidad es una de las lacras que más afecta a las empresas -capaz de poner en peligro su estabilidad y, en ocasiones, de provocar su desaparición- pero durante las épocas de crisis como la que estamos viviendo en la actualidad este problema se vuelve mucho más peligroso para las compañías.

Así, tal y como indica el Informe Europeo de Pagos 2021 de Intrum, un elevado número de empresas estaría experimentando esta problemática. El informe revela que las empresas tardan una media de 52 días en recibir sus pagos, de manera que se ven abocadas a financiar parte de sus operaciones para saldar las cuentas pendientes con sus clientes.

Retrasos en los pagos de más de 30 días
Como señala el informe, los sectores de servicios empresariales y transporte y logística están siendo los más perjudicados por estos retrasos, con unos plazos de pago medios de 64 y 62 días, respectivamente. Es decir, sus plazos de pago superan el doble de lo establecido por la Ley de Morosidad: un máximo de 30 días naturales después de la fecha de recepción del producto o prestación de servicios.

Pero no son los únicos. Otros sectores que también se están teniendo que enfrentar a elevados plazos de pago son el de tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones (60 días), energía, minería y servicios públicos (57 días), inmobiliario y construcción (55 días) y hostelería y ocio (54 días)

Las compañías actúan contra los impagos

A pesar de las consecuencias de los impagos para el tejido empresarial siguen siendo graves, hay que tener en cuenta que durante el último año los plazos de pago se han reducido. El ejemplo más destacado es el del sector de hostelería y ocio que ha experimentado una reducción media de 34 días con respecto a 2020 (88 días)

Una cifra que deja entrever que las compañías se están defendiendo frente a los impagos y están endureciendo sus normas de cobro, que antes eran más flexibles respecto a los plazos. La incertidumbre financiera las ha llevado a ejercer un mayor control sobre su flujo de caja y a tomar medidas para evitar retrasos en los pagos de los clientes. Así, el número de compañías que reconoce haber aceptado plazos de pago más largos para no dañar la relación con sus clientes ha descendido desde el 80% de 2020 hasta 46% de este año.

Y vosotros ¿estáis tomando alguna medida para prevenir y recuperar los impagos?