¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

La inestabilidad financiera de los consumidores españoles perjudica a los autónomos

Un 43% de los españoles ha visto como sus ingresos se reducían considerablemente debido a la pandemia y a la inevitable incertidumbre económica, lo que ha tenido un claro reflejo en la viabilidad financiera de muchos autónomos y profesionales

La crisis del coronavirus provoca la caída del consumo y del pequeño comercio.

Desarrollar una trayectoria profesional por cuenta propia no es tarea sencilla, pero mucho menos cuando la coyuntura social y económica se altera tanto como durante este último año. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha estimado que 2020 concluirá con 610.000 bajas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), un número superior a las altas previstas, que rondan las 600.000.

Además, la organización de autónomos reconoce que, como consecuencia de la crisis producida por la Covid-19, más de 11.500 establecimientos pertenecientes al pequeño comercio y 4.956 negocios de hostelería se han visto obligados a echar el cierre.

Los consumidores españoles preocupados por su bienestar financiero

Esta delicada situación está directamente relacionada con la de los consumidores españoles, cuyas finanzas han sufrido un serio revés en los últimos meses. Así, hasta un 43% de los españoles ha visto como sus ingresos se reducían considerablemente debido a la pandemia y a la inevitable incertidumbre económica. Esto ha tenido variadas consecuencias entre las que se encuentra la caída del consumo (hasta un 31,6% en los comercios al por menor) o el retraso en el pago de las facturas. Este último dato es revelador, ya que, según el nuevo Informe Europeo de Pagos de Consumidores, elaborado por Intrum, el 24% de la población española se ha retrasado en el abono de sus facturas, un 4% más que en 2019.

No cabe duda de que la bajada de los ingresos y la incertidumbre económica han tenido un efecto negativo en la tranquilidad financiera de los consumidores españoles. Un hecho que ha quedado de manifiesto en el Barómetro de Bienestar Financiero de Intrum, pues el 60% de los consumidores españoles, de entre 38 y 44 años, afirma estar ahora más preocupado por su bienestar financiero que en cualquier otro momento de su vida.

Estos cambios en las economías de los hogares han afectado también a la estabilidad y la viabilidad de las pequeñas empresas. El consumo es menor y existe más reticencia al gasto, al ser prioritario el aumento de la tasa de ahorro, pasando del 6% al 22,5% de la renta disponible.

En este contexto, solo adaptándose a la nueva realidad y apostando por la digitalización y por la búsqueda de valor diferencial, podrán los trabajadores por cuenta propia mantener sus negocios a flote. De este modo, podrán adaptarse a las nuevas demandas del consumidor y conquistar su confianza.