¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

¿Jubilarse sin dejar de trabajar? Para los autónomos es posible

Hasta ahora, jubilarse era dejar de trabajar. Sin embargo, la jubilación de los autónomos desvirtúa por completo el modelo de retiro o fin de la vida laboral que tenemos en mente: sois el único colectivo que puede continuar trabajando tras dar el paso a la jubilación. Esta modalidad se llama jubilación activa. Tanto su nombre como su significado resultan contradictorios, ya que, precisamente, la esencia de la jubilación reside en abandonar la vida laboral activa y disfrutar del derecho al descanso.

¿Jubilarse sin dejar de trabajar? Para los autónomos es posible - Intrum

No obstante, ya sabéis que todo lo relacionado con los autónomos suele regirse por sus propias normas y -según los últimos datos de la Unión de Profesionales de Trabajadores Autónomos (UPTA)-, actualmente 122.158 trabajadores autónomos continúan su labor tras cumplir los 67 años. La UPTA apunta dos razones mayoritarias: la económica y la propia iniciativa.

El 86% de los autónomos cotizáis por la base mínima, así que, llegados a la edad de jubilación, la pensión que os corresponde resulta insuficiente para vivir; por lo que os veis obligados a prolongar vuestra vida laboral. Para actuar a tiempo y evitar que esto suceda, es conveniente aumentar las cotizaciones y mantener vuestra economía saneada. Si lográis que os paguen puntualmente las facturas que emitís y conseguís recuperar las que se vayan quedando impagadas, dispondréis de unas finanzas estables y de una mayor liquidez.

Por otra parte, un 20% de los autónomos decidís seguir con vuestras tareas por propia iniciativa. Os gusta lo que hacéis y os cuesta abandonar vuestro negocio después de tantos años de esfuerzo.

En ambos escenarios, una interesante opción para seguir trabajando después de los 67 años -cobrando, al mismo tiempo, la pensión- es la jubilación activa, que cuenta con dos modalidades. El equipo de Intrum os explica las características de cada una de ellas:

Jubilación activa plena al 100%

Tal y como establece la Ley 6/2017, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, podrán compatibilizar el cobro del total de la pensión de jubilación y seguir en activo (a tiempo parcial o completo), los autónomos que hayan cumplido la edad ordinaria de jubilación, que tengan derecho a la pensión completa y que tengan contratado al menos a un trabajador por cuenta ajena.

Quedarán excluidos los autónomos societarios, aquellos que perciban jubilaciones anticipadas o parciales y los trabajadores del sector público.

Jubilación activa parcial al 50%

Al contrario que en la anterior, se podrán beneficiar de este tipo de jubilación tanto los autónomos como los autónomos societarios. Para acceder a ella, será imprescindible haber cumplido la edad ordinaria de jubilación y tener derecho al cobro de la pensión completa, pero no será obligatorio tener contratados trabajadores por cuenta ajena. Mientras trabaje, el autónomo ingresará el 50% de la pensión (más las revalorizaciones, menos los complementos a mínimos) y cuando cese su actividad, se restablecerá el 100% de la pensión (incluyendo el complemento a mínimo, si tuviera derecho).

Tampoco podrán optar a esta clase de jubilación quienes reciban jubilaciones anticipadas o parciales, ni los trabajadores del sector público.