¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

El 72,3% de las pymes teme un incremento de la morosidad debido al COVID-19

El Barometro de la Pyme, publicado por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), ha revelado cuáles son las preocupaciones y las expectativas de las pequeñas y medianas empresas ante esta situación excepcional consecuencia del COVID-19.

Prácticamente la totalidad de los empresarios encuestados (un 96%) piensa que la crisis afectará de manera negativa o muy negativa a su negocio y pronostica un empeoramiento de la economía para este año. Además, el 72,3% considera que sufrirá un aumento de la morosidad por parte de sus clientes.

Tanto es así, que entre las acciones que están llevando a cabo para enfrentarse a esta situación, destaca la de dejar de pagar a los proveedores, los alquileres y los suministros (20,1%), y también, en menor medida, las obligaciones tributarias (13,7%) y los préstamos financieros (11,2%).

Ante estos datos, se deduce que habrá pequeños empresarios que serán generadores de deuda, pero también que podréis encontraros entre los más perjudicados por las tasas de morosidad. Muchos de vosotros ya eráis conscientes de ello, y mientras que en 2018 más de la mitad de las empresas españolas reconocía no tomar ninguna medida para proteger su negocio frente a los impagos (56%), en 2019 esa cifra se redujo al 37%.

Así se desprende del Informe Europeo de Pagos de Intrum, en el que han participado más de 12.000 empresas en 29 países de Europa. Además, en él se refleja que los empresarios españoles sois más confiados que la media europea, pues existe una diferencia de 6 puntos porcentuales entre las compañías españolas que no toman ninguna medida de protección para protegerse de los impagados y el promedio europeo.

Ante esta situación, los expertos de Intrum apuestan por un mayor control de la facturación en todo su proceso, es decir, desde que las facturas se emiten hasta que se cobran. De este modo, se evita la dilatación de los tiempos por cuestiones burocráticas y se mantiene una actitud amigable pero firme para poder recibir los pagos a tiempo.

Asimismo, esta medida debe ir siempre acompañada de un carácter negociador, una administración digital de las finanzas y, siempre que sea posible, contar con una empresa especialista en gestión de cobros y prevención de impagos para poder lidiar con la crisis de morosidad actual de la mano de un experto en recuperación de deuda.

Protegiendo la facturación, estaréis protegiendo vuestro negocio.