¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

Claves de la declaración de la renta de los autónomos durante el estado de alarma por el COVID-19

Consejos para la declaración de la renta

Llega abril y como todos los años comienza la campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es decir, de la Declaración de la Renta. Sin embargo, este momento ineludible del calendario tributario se ve alterado por una situación inaudita, la paralización de la actividad decretada dentro del estado de alarma por el COVID-19.

Aunque la Agencia Tributaria ya ha hecho saber no habrá cambios en el calendario -que se desarrollará entre el 1 de abril y el 30 de junio- todas las declaraciones deberán presentarse utilizando la vía telemática, mientras que se mantenga el estado de alarma.

Desde diversos sectores se reclamaba la ampliación de los plazos hasta septiembre para facilitar que los contribuyentes, especialmente pensando en los pequeños empresarios, pudieran reunir toda la documentación necesaria y contar con la ayuda de sus asesores fiscales.

Sin embargo, finalmente los tiempos se mantienen inalterables. No obstante, Hacienda ha mostrado cierto grado de flexibilidad con los autónomos y las pymes, al postergar los trámites que tuvieran pendientes y ampliar el plazo para pagar las tasas hasta en seis meses, siempre que la cifra no supere los 30.000 euros.  

Independientemente del escenario actual, sabéis que el resultado de vuestra declaración depende en gran medida de las deducciones que podáis aplicar. Por ello, no debéis olvidar que además de las desgravaciones habituales, el pasado año se introdujeron nuevas deducciones de las que podéis beneficiaros. Los expertos de Intrum os recuerdan cuales son:

  • Alquiler: El arrendamiento de un local o de equipamiento específico para llevar a cabo vuestra tarea, serán deducibles, así como los suministros de oficina.
  • Dietas: Los gastos de hoteles podrán desgravarse hasta un máximo de 53,34 euros diarios en España y 91,53 € en el extranjero. Respecto a los costes de comidas, podréis desgravaros hasta un máximo de 26,67 euros diarios en España y 48,08 en el extranjero. Ambas deducciones solo serán posibles cuando hayáis pagado por vía electrónica.
  • Salarios: También podréis desgravar tanto vuestros sueldos y vuestra Seguridad Social como la de vuestros empleados, así como las sumas invertidas en un plan de pensiones.
  • Suministros en la vivienda: Aquí se incluyen parte de los suministros, en el caso de que realicéis vuestra actividad laboral desde casa. El procedimiento es medir vuestro lugar de trabajo y restaros un 30% de los gastos de esa zona concreta.
  • Impuestos: Todos los impuestos saldados con la administración local, regional o provincial, podrán ser objeto de deducción.
  • Seguros médicos: Aquellos que os cubran a vosotros y a vuestro núcleo familiar, podrán ser incluidos como gastos de la empresa.

Para que podáis deducir estos gastos y lograr que vuestra declaración arroje un resultado positivo es imprescindible que conservéis todas las facturas y llevéis a cabo un correcto control de vuestras finanzas.