¿Eres empresario? ¿tienes una pyme? ¿te cuesta cobrar en plazo tus facturas? 

En Intrum agilizamos el cobro de tus facturas y prevenimos los impagos para que solo te preocupes de lo más importante, tu negocio. 

Para ampliar información haz clic aquí.

Leer más ›

Cestas, comidas de empresa y lotería de Navidad, ¿son deducibles?

Las tradiciones navideñas son una constante en las empresas españolas. El equipo de Intrum ha querido explicaros cómo disminuir vuestros costes navideños.

Las tradiciones navideñas son una constante en las empresas españolas. Lo más habitual es obsequiar a los trabajadores con cestas formadas por productos típicamente navideños, décimos de la Lotería Nacional o con una comida en la que se reúnen jefes y empleados para charlar en un ambiente más distendido.

No obstante, mantener estas tradiciones implica un esfuerzo para los empresarios, especialmente para los más pequeños. Para evitar que estas atenciones con la plantilla impliquen un sobrecoste demasiado alto y podías aprovechar las deducciones derivadas de las mismas, el equipo de Intrum ha querido explicaros cómo disminuir vuestros costes navideños:

Cestas y comidas de Navidad              

Las cestas son una retribución en especie, así que, siguiendo la legislación a rajatabla, habría que computarlas en la nómina, ingresar el pago a cuenta de IRPF e incluirlo en la base de cotización. Sin embargo, las empresas se suelen limitar a contabilizarlo como un gasto personal que, por lo tanto, no conlleva ninguna retención ni presencia en las nóminas. Algo similar sucede con las comidas de empresa, que habitualmente se contabilizan como gasto personal.

El artículo 15 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (LIS) excluye de los gastos no deducibles “los gastos por atenciones a clientes o proveedores ni los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa ni los realizados para promocionar...”. Ateniéndonos a este artículo, la entrega de las cestas y las comidas de Navidad, podrán ser deducibles en el Impuesto de Sociedades siempre que se realicen todos los años (para ello será necesario conservar las facturas de años anteriores)

Todo lo contrario sucede con el Impuesto sobre el Valor Añadido, ya que según el artículo 96 de la Ley sobre el IVA,  no será objeto de deducción: “los bienes destinados exclusivamente a ser objeto de entrega o cesión de uso, directamente o mediante transformación, a título oneroso, que, en un momento posterior a su adquisición, se destinasen a atenciones a clientes, asalariados o terceras personas”

En resumen, estos gastos de cestas de navidad y comidas o cenas serán deducibles en el Impuesto sobre Sociedades, siempre y cuando se realicen con asiduidad, pero su IVA nunca podrá deducirse.

Décimo de Lotería Nacional

Muchas empresas regalan un décimo a sus empleados con la ilusión de poder compartir la suerte de un premio gordo y, también, a sus clientes para estrechar la relación con ellos. Sin embargo, no saben si pueden realizar alguna deducción sobre su coste.

Pues bien, considerando lo pronunciado por la Dirección General de Tributos, si la compra de lotería va dirigida a la empresa (y, por ende, a los empleados), el gasto no será deducible. No obstante, si la compra va dirigida a los clientes, la deducción sí que será posible.

Esto se deriva de un Real Decreto Legislativo promulgado en 2014, que establece que se puede deducir el Impuesto de Sociedades en los gastos que las empresas lleven a cabo para fomentar las relaciones públicas con clientes y proveedores y para promocionar la venta, directa o indirecta de bienes. Así, regalar lotería entraría dentro de la categoría del fomento de las relaciones públicas y su coste podrá ser deducible.

Más allá de deducciones, lo realmente importante es que estas atenciones contribuyen a fortalecer la implicación de los trabajadores con la empresa y la relación entre jefes y empleados.

¡Felices Fiestas!